Posted on

Siendo mama libremente

Intentar ser libre en mi vida tambien incluye mi rol como mama, empecé siendo la clasica controladora que le dice a su niño : portate bien, hace caso, retando por que no hacian las cosas que yo consideraba correctas, no escuchando las demandas y pedidos de mis hijos.

Eso ya paso hace varios años, ahora quiero contar en este teclado como soy como mama. Me encanta estar con mis hijos, no creo que esa sea la palabra adecuado para ellos, ya que son dos personas como cualquiera de nosotros con las que comparto la vida, obvio que acompaño, ayudo, cocino, atiendo sus necesidades y todo ese rollo, eso no esta en duda en ningún momento para mi. Asi tambien como estoy atenta al manejar, a la persona que me esta cobrando en el almacén, al que me llama, a mi pareja.

En ninguna de mis relaciones soy la controladora, la enjuiciadora, la que necesita de informacion, ese papel es espantoso de jugar todo el tiempo, imaginate como se siente la persona del otro lado siendo controlada todo el tiempo, que confianza puede sentir hacia vos, pensas que te va a contar lo que siente su corazón, pensas que va a recurrir a vos cuando necesite solamente ser escuchado….

Me rodean dos personas maravillosas, me enseñan a cada momento como yo tambien les enseño a ellos, les cuento lo que me pasa, algunos problemas, les pregunto que piensan ellos, ellos me cuentan lo que quieran contarme, me preguntan y juntos vamos armando una relación , un vinculo amoroso.

Creo la palabra madre a veces nos caga la vida, nos perdemos de relacionarnos con seres hermosos, podrian ser amigos entrañables, compinches, compañeros de aventuras, de vacaciones, de paseos, de confidencias, pero ese rol de madre nos aleja de esa verdad, nos corre del lugar de amor, para ponernos en el de control.

Nunca me perdería a Bruno y a Santi en esta vida, los miro y los admiro, me emociona mucho verlos como son, tal cual son, no como yo queria que fueran, no como yo queria que hablaran, contestaran, vistieran…..son como son y eso es ser madre posta, lo otro es una mierda. Ojo, los limites se ponen en todas las relaciones, tanto de trabajo, de pareja y de amistad, no hay escala de valores segur el rol, eso es ser verdadera conmigo misma.

Soy una madre de libre mente, creo a cada instante con ellos la vida, nos sorprendemos, quiero que ellos sean libres, que no me crean lo que les digo, que me vean como soy y que me vean como me relaciono con ellos.

La teoria es patética en las relaciones, todo bla bla, doble mensaje y despues queres que sea libre y creativo, pero cuando llegas a casa lo retas diciéndole que no se tiene que comportar asi, o contestar o no saludar de esa forma.

La libertad viene de la mano de la responsabilidad siempre, ser libre de pensamiento y de acción acarrea muchas responsabilidades y desafios, no es el camino mas fácil ( contrariamente a lo que se piensa) es arduo y socialmente difícil. 

Me gusta ser una mama diferente, rara y llena de amor . No me gustaría ser una mama normal que rete por deporte y llena de control.

Abro mi corazón a explorar el vinculo como madres, ahi también hay mucho para descubrir y abrir, rebelarnos a los mandatos arcaicos y de como deberíamos ser.

Pronto voy a escribir sobre mi vinculo de pareja y no es muy diferente al de madre, o al de amigos, o a cualquier vinculo que tenga, ya que el eje es el mismo, porque yo soy la misma.

Mira a tu hijo a los ojos, sentí que hay mas allá de sus ojos…entra adentro…hay una persona igual que vos, sintiendo amor para compartir. No hay edad, tiempo, lugar, nombre ni rol…solo amor.

Noe.

Leave a Reply